Guaymies

Turismo, Costa Rica, Península Osa, Alojamiento
Niñas jugando

Los primeros pobladores de las selvas vírgenes de América Central pertenecían a tres grupos diferentes. En la península de Nicoya se encontraron indicios humanos datados hacia el año 9000 a.C. No sólo la flora y fauna se extendieron sobre el continente, distintos grupos indígenas de los dos subcontinentes atravesaron la estrecha franja de tierra que los une y en parte se quedaron allí. En Costa Rica se establecieron ocho tribus.

 

Los Guaymies viven desde hace siglos en Panamá y Costa Rica. La falta de una lengua escrita propició la transmisión oral de la vida y costumbres de los antepasados de generación en generación. La historia moderna de los Guaymies sufrió un cambio importante con la construcción de la Panamericana en 1964. La llegada de los colonos a las tierras ocupadas por los indígenas hizo que éstos abandonaran los fértiles valles y se dirigieran a las montañas. Los Guaymies jamás opusieron resistencia, pues no consideran la tierra como su propiedad, sino como un bien dado por Dios. No luchan por ella, la abandonan y buscan nuevas tierras. Finalmente, en 1997, una comisión estatal acogió cuatro reservas guaymies bajo protección oficial. Actualmente viven en ellas unos 4.500 guaymíes. En los colegios se enseña el idioma guaymi, hablado y escrito. Mujeres y niñas visten con orgullo el traje típico guaymi, que cosen con gran esfuerzo ellas mismas.

 

Hoy en día existen en Costa Rica 22 reservas indígenas de diferentes tribus. La mayoría se encuentran en lugares muy apartados, a los que raramente se puede acceder en coche. Gran parte de estos territorios se encuentran en plena selva virgen, y la consecución de alimentos es bastante difícil. Este es también el caso de la península de Osa. En la reserva «Alto Laguna» viven aproximadamente 150 indígenas.

 

Tamandua, Ecological tourism